EMPIEZA BABY-LED WEANING Y NO TE FALLES EN EL INTENTO

El BLW es un método de alimentación que no se basa en papillas, sino en alimentos saludables que también comemos los adultos. Pero, ¿Cómo empezar Baby Lead Weaning? ¡Es muy sencillo! Con paciencia y dedicación, lo lograrás. ¡Te lo aseguro!

Los tips para empezar Baby Lead Weaning con tu hijo

Antes de comenzar a aplicar el BLW con tu bebé, es preciso que tomes en cuenta algunos

consejos que te ayudarán en el proceso. ¡Empecemos!

¡Recuerda las señales y está al pendiente de ellas!

Este punto es muy importante porque no es recomendable aplicar el Baby Led Weaning

antes de que tu hijo esté realmente preparado. Por ello, ten en cuenta lo siguiente:

  1. Tu bebé debe mantenerse sentado sin ayuda y de manera erguida.

  2. Debe tener 6 meses o más.

  3. Debe interesarse por la comida.

  4. El reflejo de extrusión debe haberlo perdido.

Los alimentos deben estar picados en trozos alargados

Los primeros meses, es importante que los alimentes estén cortados de manera alargada, como gajo de papas fritas. Así, tu bebé se sentirá libre de agarrar la comida fácilmente y no se frustrará. Esa forma también evita el riesgo de ahogo.

Es preciso que sepas que, a partir de los 9 meses, ya podrás darle trozos más pequeños para que pueda practicar la motricidad fina. Recuerda: ¡Poco a poco!

Ten presente cuáles son los alimentos peligrosos

Cuando nuestros hijos comienzan a comer, es ideal que evitemos darles algunos alimentos que pueden ser peligrosos para sus edades (especialmente cuando están muy pequeños). Por ello, a continuación, verás los que debes evitar:

  • Frutos secos: estos no son una buena opción para tu bebé antes de haber cumplido un año de edad.

  • Alimentos redondos: guisantes, garbanzos, granos, entre otros. La única manera de darle esto a tu bebé, es que estén muy blandos y triturados, así le quitarás la redondez y desaparecerá el riesgo de ahogo.

  • Salchichas: así como los granos, estos también deben perder la redondez para que tu bebé pueda comer con tranquilidad.

  • Zanahorias y manzanas: no deben estar crudas. Solo puedes dárselas asadas o cocidas.

Si vas a introducir nuevos alimentos, hazlo de día y no en la noche

Esto es recomendable porque si padece de alergias, podrás darte cuenta con tiempo y ayudarlo de inmediato.

No dejes que tu hijo se distraiga al comer

El momento de la comida debe ser sagrado, así que no dejes que juegue ni que vea televisión. No permitas nada que le quite concentración. Es preciso que el bebé aprenda a comer y a controlar los movimientos para que luego pueda hacerlo con mucho tiempo.

Si está cansado, no lo obligues a comer

Cuando los bebés están cansados, es muy probable que se queden dormidos o coman con un poco de fastidio, cosa que podría causar accidentes. Por ello, es mejor que esperes a que esté activo y dispuesto a comer lo que le hagas.

¡No lo dejes solo!

Cuando tu pequeño esté comiendo, es debido que lo vigiles muy bien. No se trata de mirarlo fijamente, con estar cerca bastará. No hagas nada más mientras él come.

Siéntalo en su silla de bebé y no lo ates

Si lo atas, la reacción a posibles ahogos será más lenta. Así que será mejor que adquieras una silla de bebé segura que no necesite ninguna atadura. De ese modo, tu bebé comerá libre y felizmente.

Aprende a diferenciar un ahogo de un atragantamiento

  • Ahogo: si el niño se ahoga, no podrá producir ruidos y cambiará de color.

  • Atraganto: se tu bebé se atragante, toserá hasta que pueda expulsar el alimento por sí mismo. No le metas los dedos ni des golpes en su pecho y espalda, eso haría que el alimento se introduzca más hacia el interior, provocando el ahogo.

Ante una arcada, ¡no grites ni te asustes!

Si tu bebé padece de una arcada, lo más probable es que vomite. ¡No pasará nada más! Eso solo significa que está aprendiendo a tener su comido en la boca. Espera antes de ayudarlo. Aunque ponga algunas caras raras, no te alarmes porque podrías crearle un miedo hacia la comida o incluso hacer que termine atragantado.

Ahora bien, ¿Qué necesitas para empezar?

Básicamente: ¡nada! Para empezar a introducir el BLW en el estilo de alimentación de tu bebé, solo será necesaria mucha paciencia y una silla de bebé sin ataduras que sea fácil de limpiar; no escojas una de tela.

Por otro lado, un plato con divisiones es ideal para que el bebé aprenda a distinguir los alimentos y pueda tocarlos para probar su sabor y textura. Asimismo, un vaso antiderrame también es un elemento clave para que tu hijo no bote el agua o el jugo que le hayas servido.

¡Y nada más! Empezar el Baby Lead Weaning es sencillo. Poco a poco, lograrás lo mejor.

DSC_0553.jpg