CONOCE TODO SOBRE LAS ALERGIAS DURANTE EL BLW

Es necesario saber un poco más sobre las alergias en el baby led weaning, la alimentación complementaria puede ser un proceso lento, pero sobre todo seguro.

Manejar los conceptos necesarios pueden permitirte brindar una alimentación segura y divertida a tu pequeño, disminuyendo los posibles riesgos de reacción alérgica.

¿Qué son las alergias en el baby led weaning?

Conocer el concepto de la palabra “alergias” puede ser la base de todo el conocimiento que se propicia en este artículo, por ello, comencemos con este.

Parafraseando la definición dada por la OMS, una alergia puede entenderse como una reacción exagerada del organismo, causada por una sustancia que proviene del exterior. De este modo, podríamos decir que las alergias vistas durante el baby led weaning, pueden ser provocadas por los alimentos que se le suministran al pequeño.

También es necesario comprender la diferencia entre la alergia y la intolerancia, conceptos que no necesariamente deben ir de la mano. La intolerancia está dada por la falta de las enzimas gástricas necesarias para degradación de las proteínas aportadas por el alimento, algo que puede ser de por vida.

Una alergia puede tener dos modos, uno que acompañara durante su vida a la persona y otro que puede ser temporal, algo que debes manejar con gran astucia. Es común encontrar niños con alergias, por ello, es necesario saber manejar este tipo de situaciones, sobre todo si harás una fiesta o un compartir.

¿Cómo prevenir las alergias en el baby led weaning?

Sabemos que la seguridad de tu bebé es lo principal, por ello, es necesario que conozcas algunas pautas que pueden serte de gran utilidad. En general, lo primero que debes tener en cuenta son las alergias de vosotros, como padres, si poséis alguna alergia alimenticia, es probable que el pequeño la haya heredado.

 

Teniendo en cuenta estos datos, sería bueno que antes de comenzar con el baby led weaning, asistan a una consulta con un especialista. Comúnmente, los pediatras ayudan a los padres a comprender como manejar una reacción alérgica y a conocer cuáles deben ser las medidas primarias para ayudar al bebé.

 

Si tu bebé tiene altas posibilidades de presentar una reacción alérgica, es probable que el pediatra recomiende una medida de reacción rápida en casa, consúltenlo con él. Por otro lado, una de las mejores maneras de prevenir estas alergias en el baby led weaning, es mediante la administración controlada de alimentos.

Deben manejar un itinerario de introducción de alimentos a la dieta del pequeño, así, será posible identificar la administración de un alérgeno. Esto ayuda a determinar que alimentos pueden ser perjudiciales y cuáles pueden ser muy buenos para el bebé.

 

Recomendaciones para una dieta ideal

Prever una alergia alimenticia puede ser lo ideal para evitar cualquier reacción que caiga de sorpresa y sobre todo, es una manera muy eficiente de cuidar la salud del pequeño.

Lo primero que deben tomar como base, son las posibles alergias que el bebé pueda haber desarrollado de por orden familiar, estos alimentos deben ser evitados en lo posible. Esto no significa que no serán administrados en algún momento, recordemos que la única manera de conocer la alergia, es mediante la reacción a la administración del alimento. Lo ideal sería no ir con estos como primera opción, al menos no mientras el bebé comienza su baby led weaning, esto prevendrá muchos sustos.

Otro punto focal deben ser los alimentos que suelen generar reacciones alérgicas en la población en general, como los mariscos o embutidos. Los alimentos con grandes contenidos de conservantes también son potenciales alérgenos.

Aunque parezca tedioso o lento, la base del baby led weaning es la paciencia, administrar un mismo alimento al menos tres veces antes de considerarlo seguro. De esta forma, una dieta ideal, podrá incluir alimentos únicos durante los primeros meses y combinaciones entre los alimentos seguros.

¿Qué hacer en caso de una reacción alérgica a alimentos?

Es necesario decir que, las reacciones alérgicas pueden darse de muchísimas formas, por ende, no hay un esquema de acción único, pero si pautas que pueden ayudar bastante. En el caso de que la reacción se exprese como una urticaria, que es la aparición de un sarpullido en la piel, lo ideal es colocar compresas frías y llamar al médico.

Muchos pediatras preparan a los padres para este tipo de reacciones que pueden considerarse leves, por ello, es posible que ya manejes un tratamiento médico. Las reacciones de mayor riesgo son las anafilaxias, un cuadro que puede ocurrir en cuestión de segundos y que debe ser tratado de inmediato.

El tratamiento más rápido para este tipo de reacciones es la epinefrina o adrenalina, ambos, nombres de un mismo medicamento.

Esta suele administrarse mediante una inyección que viene preparada en un lápiz, el cual debe ser recetado por un médico y que solo debe usarse en caso de una emergencia. Teniendo en cuenta lo comentado anteriormente, es ideal que una vez el niño salga de la crisis, se le haga una evaluación médica para considerar el riesgo posterior.

Algunos datos sobre las alergias en el baby led weaning

Una alergia alimenticia puede aparecer en cualquier momento de la vida, por ello, es bueno conocer el procedimiento de cese de la lactancia exclusiva planteado por este programa.

Es bueno manejar siempre los riesgos y conocer los posibles agentes alérgenos que puede haber heredado nuestro bebé, la gestación y los primeros meses pueden ser una gran guía. Someter a nuestros pequeños a un proceso de identificación de alérgenos puede ser muy incómodo, por ello, hacerlo en casa y medido puede ser un método menos invasivo.

Por ello, es recomendable que se enfrenten con paciencia y entereza a este proceso, que de cierto modo, puede convertirse en algo muy bueno a la larga. Identificar las alergias de tu pequeño durante sus primeros años de vida puede ser algo en exceso productivo, corres menos riesgo al dejarlo en guarderías o al enviarlo a clases.

Ten en cuenta todo lo que se ha comentado, consulta a un profesional y maneja la dieta de tu bebé sin limitar su alimentación y evitando cualquier alimento que pueda ser riesgoso.